Cuidar y descuidar.

Cuando Juan regaló una rosa a María, ésta no pudo evitar sonreír. Qué recuerdos. -          ¿Por qué sonríes? – preguntó Juan. -          Me acabas de regalar una rosa ¿debería llorar? – dijo ella cariñosamente. -          Pero es como si tuvieras la cabeza en otra parte. -          Así es, me acabo de acordar de una leyenda … Sigue leyendo Cuidar y descuidar.